15.10.08

una operación

-

"El poema no es ni una descripción ni una expresión. Ni tampoco es una pintura afectada de la extensión del mundo. El poema es una operación. El poema nos enseña que el mundo no se presenta en sí mismo como una colección de objetos. El mundo no es lo que se objeta al pensamiento. En la operación del poema, el mundo es esa cosa cuya presencia es más esencial que la objetividad."


[en Alain Badiou. Handbook of Inaesthetics. Stanford, CA: Stanford University Press, 2004. p. 29]

-

2 comments:

Carlos Otero dijo...

A propósito de Caeiro-Pessoa escribe Badiou en L’âge des poètes: “Es que el poema establece directivas para el pensamiento, le propone operaciones singulares. ‘Operación’ se opone aquí al tema romántico de la meditación, de la contemplación, a la figura patriarcal y profética de la que Hugo es el emblema, que aún se hace escuchar en Claudel, desde luego, pero en sordina, ordenada, abstracta en Valéry o Rilke. Entender la edad de los poetas exigiría en primer lugar que se estableciese una relación detallada de las operaciones activas en el poema. Porque son ellas las que, desde el interior del poema legiferan sobre y contra las suturas de la filosofía.” En J. Rancière (sous la d.), La politique des poètes, 29
“¿Qué es el objeto? Es aquello que dispone lo múltiple del ser para y con vistas a la significación (...) Se debe comprender que para Caeiro la cosa no es un objeto. La cosa es un existir-múltiple como tal, sustraído a todo régimen del uno.” Ibíd. 33
Una cosa: para Badiou la época de los poetas termina con Celan, es ya cosa del pasado, como el pensar poetizante de Heidegger (y de Zambrano) apoyado en el decir poético (ejemplarmente en el de Hölderlin). En último término lo que debe quedar ahora del poema para Badiou es una operación, pero esta, no hay que equivocarse, es, en lo esencial, una operación matemática. En el mismo libro coordinado por Rancière, excelente, se encuentra una brillante réplica de Lacoue-Labarthe a Badiou “Poèsie, philosophie, politique”. Le recuerda a Badiou que ya Hölderlin teorizó el cálculo como núcleo del poema en sus fragmentos sobre Píndaro y Sófocles, la “mechané” griega. [Aquí el flujo vuelve a cuajar y la meditación, incluida la Zen, que siempre pone en falta ante el objeto o, mejor, la cosa, es sustituida por una operación que no dispone lo múltiple con vistas a la significación.]

Diez años después del Manual de inestética Badiou vuelve a la cuestión fundamental del objeto (la “objetividad”), que es lo que está en juego en las líneas que cita Marcos: “Para Kant el objeto es el resultado de una operación sintética de la conciencia... Para mí, el objeto es el aparecer de un ente-múltiple (étant-multiple) en un mundo determinado, y su concepto (indexación trascendental, átomos reales...) no implica ningún sujeto.

Carlos Otero dijo...

Perdón Marcos, me olvidaba de la referencia de las últimas líneas citadas: A.Badiou, Logiques des mondes,25. París,Seuil, 2006

 
template by suckmylolly.com